Ruinas de Numancia

Numancia es la desaparecida población celtíbera situada sobre el Cerro de la Muela, en Garray, a siete kilómetros de la actual ciudad de Soria y alrededor de 20 km de nuestro hotel rural.

Este parque arqueológico y todos los objetos y enseres recuperados y expuestos en un museo en Garray son uno de los puntos de interés turísticos más relevantes de la provincia.

La historia de Numancia ha pasado a la historia como un ejemplo de resistencia ante una gran invasión. La resistencia de sus habitantes al asedio realizado por las tropas de la República de Roma en el verano del año 133 a. C., que prefirieron suicidarse antes de rendirse a sus atacantes.

Tras veinte años repeliendo los continuos e insistentes ataques romanos, en el año 134 a. C., finalmente Cornelio Escipión Emiliano puso sitio, levantando un cerco de nueve kilómetros apoyado por torres, fosos, empalizadas, etc. Tras 13 meses de hambruna y enfermedades, agotados sus víveres, los numantinos decidieron poner fin a su situación, algunos de ellos se entregaron como esclavos, mientras que la gran mayoría decidió optar por el suicidio.

Posteriormente la ciudad fue repoblada, posiblemente con pueblos celtíberos vecinos, y sufrió nuevas destrucciones durante las Guerras Sertorianas.